Hernán Cortés enfrenta a Matlatzincátzin en la batalla de Otumba

Hernán Cortés enfrenta a Matlatzincátzin en la batalla de Otumba

Hernán Cortés enfrenta a Matlatzincátzin en la batalla de Otumba

El 7 de julio de 1520 en una llanura cercana a Otumba llamada Temalcatitlan Hernán Cortés vio frustrada su huida de Tenochtitlan y rodeado de enemigos enfrentó la batalla con pocas esperanzas de éxito.

Solo una semana después de la derrota sufrida por Cortés en la llamada Noche Triste, el aventurero español enfrentaba una batalla en la que la esperanza de victoria era ínfima, pero en la que los españoles y sus aliados tlaxcaltecas decidieron vender cara la derrota.

Rodeados por más de 20.000 soldados indígenas, y con el apoyo de mil indios tlaxcaltecas los apenas 1500 soldados españoles se dispusieron para la batalla, la caballería había quedado reducida a 20 infantes, mientras que la artillería y arcabuces se habían perdido en la derrota sufrida días antes, aún así, sabedores que la rendición solo provocaría su sacrificio en los templos de Tenochtitlan, la muerte en el campo de batalla sería mejor que caer como prisioneros.

Las órdenes de Matlatzincátzin fueron rodear a los españoles y sus aliados, dispuestos a coger al mayor número de rehenes posible para su posterior sacrificio, sin embargo, cortés cerro filas con la infantería, defiendo la posición con picas, ballestas y arcabuces, pero las bajas de cada embestida eran repuestas al momento para la siguiente.

Pronto Cortés supo que mantener la posición sería alargar la agonía y trazó un plan para jugar una última carta a la desesperada, con la caballería atacó las lineas enemigas invocando a Santiago, dispuesto a matar al líder del ejercito enémigo.

La maniobra tuvo éxito, y Hernán Corés consiguió derribar a Matlatzincátzin, que fue muerto posteriormente por Juan de Salamanca. Ante la falta de mando, el ejercito mexica rompió filas y permitió la victoria de los españoles, que sin tiempo que perder consiguieron replegarse en Telaxcala, allí descansaron y curaron sus heridas.

Llegaron a Telaxcala emisarios de Tenochtitlan para ofrecer la paz a cambio de la entrega de los soldados españoles, sin embargo, lejos de aceptar el trato, reforzaron la alianza con Hernán Cortés para volver a la conquista de Tenochtitlan.

 

Victorial Hispanico
Victorial Hispanico

Debes estar conectado para publicar un comentario

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: