Primer acto hostil norteamericano en 1898; el Almirante Cervera partía de Cadiz hacia Cuba

Primer acto hostil norteamericano en 1898; el Almirante Cervera partía de Cadiz hacia Cuba

Primer acto hostil norteamericano en 1898; el Almirante Cervera partía de Cadiz hacia Cuba

Corría el año 1898 y comenzaban los preparativos de la guerra hispano-estadounidense. Después de la sucia jugarreta por los gringos y su auto-hundimiento del acorazado Maine, buscando un último pretexto para hacer ver al mundo, una justificación para atacar los últimos territorios españoles en ultramar.

La escuadra del Almirante Cervera parte de Cadiz un 8 de abril de 1898 con destino a Cuba. Se pretendía reforzar las defensas de Santiago de Cuba, ante el inminente ataque gringo que terminaría ocurriendo el 3 de julio del mimo año. Estamos hablando del combate naval de Santiago de Cuba donde España sufriría un gran revés, ya sabiendo que partía hacia una guerra perdida de antemano, la cual sabían que eran notablemente inferiores a su enemigo. Los políticos españoles de la isla no habían jugado un papel digno a la altura de la grandeza de la historia naval española. Pero de esta batalla trataremos en otro artículo.

Ruta de la escuadra del almirante Cervera para llegar a Santiago de Cuba (Ilustración de Juan Conde)

Les contaremos un suceso hostil iniciado por los yankees, demostrando una vez más en su historia, falta de honorabilidad, y  su oportunismo bélico sin respetar las pautas y acciones que antesala una guerra, que aún no había sido declarada. El 22 de abril del 1898 cuando Cervera aún estaba de camino con su escuadra hacia Cuba, tiene lugar el apresamiento del buque Buenaventura, con 162 toneladas de desplazamiento, un mercante perteneciente a la compañía española Larrinaga & Company, el cual tenía su cede en Liverpool. Según el contrato del 23 de marzo de 1898 entre los agentes del dueño de la carga y la compañía propietaria, dicho vapor tenía que salir de la isla de Cuba con destino a Pascagoula, Mississippi.

Mientras sucedían estos acontecimiento y con anterioridad, la prensa sensacionalista americana ironizaba y dejaba claro los auténticos propósitos de guerra. La prensa española en menor medida también contestó con viñetas

La prensa española también satirizaba la actitud prepotente de los Estados Unidos (Colección de J.M Campesino)

La prensa norteamericana reflejó con mucha ironía – a menudo contra España – el proceso de negociación entre España y Estados Unidos (Colección J.M Campesino)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Siguiendo estas instrucciones, entró en Pascagoula el 30 de marzo. Tras cargar madera, el vapor salió el 19 de abril en demanda de Norfolk para carbonear y dirigirse posteriormente a Róterdam para descargar la madera. A las 07:00 h de la mañana del día 22 de abril de 1898 su viaje se vio interrumpido al efectuar el USS Nashville el primer disparo de aviso para que se detuviera el vapor y primero de la Guerra hispano-estadounidense. La guerra había comenzado.

Alegrías Patrióticas, muy habituales en esa época los anuncios con motivos patrióticos (Colección J.M Campesino)

El el momento de ser apresado como hemos mencionado anteriormente, no había sido declarado formalmente el estado de guerra, por ende, el bloqueo de las en las costas cubanas no tenía cabida alguna, convirtiéndose esta acción como primer acto hostil de guerra. Pero es cierto que tanto la proclamación del bloqueo del día 22 como la declaración de guerra con efectos retroactivos al día 21 y el apresamientos de busques (no solo del Buenaventura), al menos entre el 22 y el 25, podrían no estar comprendidas dentro de la normas del derecho Internacional Marítimo.

Llegamos a la conclusión que los apresamientos cometidos entre el 21 y 25 de abril de 1898 fueron totalmente ilegales, y dicho bloqueo no fue efectivo en los primeros días de guerra. Así mismo, los bombardeos de Cienfuegos, Cárdenas, Santiago de Cuba, Matanzas (provincias de Cuba), San Juan de Puerto Rico y Cavite (Filipinas), fueron contrarios a las prácticas de derecho Internacional, no mediando aviso previo.

Pascual Cervera Topete era el jefe de la escuadra enviada a las Antillas al iniciarse el conflicto con los norteamericanos (Colección J.M Campesino)

El 22 de abril comunica el Almirante Cervera desde Cabo Verde al Ministro de Marina que tomó posición del trasatlántico Ciudad de Cadiz, cambiando su bandera mercante por la de guerra. En el oficio dice:

«Con esta fecha digo al jefe de la Primera División de Torpederos, lo que copio:

 

«Inminente como es la declaración de guerra de los Estados Unidos he resuelto, para evitar posibles complicaciones , tomar posesión del trasatlántico «Ciudad de Cadiz» , cambiándole su bandera por la de guerra y gallardete, cambio que tendrá lugar cuando hayamos salido del puerto. Al efecto nombraré un oficial que tiene el mando militar del buque, pues el económico y administrativo continuará en los términos de la contrata que la compañía tiene de hecho con el Gobierno, cuyo contrato queda en toda su forma en vigor»

Tengo el honor de trasladar a V.E. para su debido superior conocimiento.

Dios guarde a V.E. m a

A bordo del Teresa san Vicente de Cabo Verde 22 de abril de 1898.

Excmo. Sr

Pascual Cervera

 

El 26 de abril se invitó a todos los armadores españoles por medio de las Comandancias de Marina que presentasen buques de más de mil toneladas, con andar superior a doce nudos y autonomía de tres mil millas. No se recibió ni un solo ofrecimiento, y algunos de ellos se refugiaron en banderas extranjeras, brillando el patriotismo por su ausencia. Desde luego no hicieron honores a la gallardía y valentía de grandes marinos españoles como Blas de Lezo, Cosme Damián Churruca, Francisco Javier Balmis, Álvaro de Bazán, entre otros.

Faltaba poco para la llegada del Almirante Cervera a Santiago de Cuba, el 19 de mayo de 1898. España tenía los días contados sobre sus territorios en ultramar, no sin antes haber batallado aún sabiendo la superioridad del enemigo, pero sin omitir el sucio comportamiento de los norteamericanos en esta historia,  y desde Victorial Hispánico no queremos dejarla en el olvido.

 

Fuentes:

Juan Escrigas Rodríguez

  • Atlas ilustrado de la guerra de Cuba. Colección de José Manuel campesino Bilbao.
  • La Armada española y la fotografía en Cuba, Puerto Rico y Filipinas. Los sucesos de 1898.
  • Fotografías con historia, el caso de Buenaventura.

 

Omar Alejandro Piñero

 

Victorial Hispanico
Victorial Hispanico

Debes estar conectado para publicar un comentario

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: